Rellenos faciales

Las cirugías estéticas producen resultados duraderos e importantes en la apariencia facial. Sin embargo, estas cirugías requieren exámenes preoperatorios, son invasivas y tienen un período de recuperación relativamente largo. Muchos pacientes que están empezando a presentar signos de envejecimiento como la acentuación de los surcos nasogenianos (debajo de las alas nasales), surcos nasoyugales (debajo de los párpados inferiores), líneas de marioneta (debajo de las comisuras orales), pérdida de volumen de los pómulos, desean una mejoría estética pero no quieren ser sometidos a un procedimiento quirúrgico mayor ni disponen de tiempo de recuperación para una cirugía. Para estos pacientes existen alternativas mínimamente invasivas como los rellenos faciales que devuelven el volumen perdido en estas zonas, atenuando estos pliegues y logrando un rostro mas juvenil. Los rellenos faciales aprobados por la FDA y la Sociedad Americana de Cirugía Plástica y la Sociedad Peruana de Cirugía Plástica son dos: el ácido hialurónico y la grasa del propio paciente.

El ácido hialurónico es un tipo de azúcar normalmente presente en la piel humana. Esta sustancia en forma de gel es utilizada para rellenar arrugas o surcos profundos encontrados en la cara. Es un excelente producto con claras ventajas como relleno facial teniendo efecto inmediato y natural que dura hasta por 1 año, sin necesidad de exámenes preoperatorios ni de recuperación prolongada y con baja incidencia de efectos secundarios. Es importante tener en consideración que el ácido hialurónico es un producto relativamente costoso. Un centímetro cúbico de esta sustancia cuesta entre 250 y 300 dólares dependiendo de la calidad de la misma. Sin embargo existen personas inescrupulosas que inyectan sustancias en el rostro y cuerpo de los pacientes diciendo que inyectan ácido hialurónico cuando en realidad inyectan biopolímeros, silicona líquida o “aceite de avión”, sustancias que son nocivas para la salud y que pueden causar daños irreparables en estética y la salud del paciente. Por esa razón desconfíe de falsos profesionales que ofrecen rellenos faciales y corporales a costos económicos, su salud podría estar en riesgo.

Los injertos de grasa (lipoinjertos) son la otra opción que se tiene para rellenos faciales y corporales. Este procedimiento consiste en aspirar con una cánula pequeñas cantidades de grasa de otra parte del cuerpo (por lo general del abdomen o muslos), siendo esta grasa después utilizada para reponer el volumen en las zonas faciales que así lo requieran teniendo la ventaja de ser una sustancia natural, proveniente del propio paciente, por lo que no existe riesgo de reacción alérgica al lipoinjerto y que está disponible en todo paciente por más delgado que sea. Es el procedimiento de elección en aquellos pacientes que requieran rellenos de mayores volúmenes debido a su mayor disponibilidad y excelente tolerancia.

Ficha Técnica:
  • Objetivo: Atenuar las arrugas estáticas, rellenar surcos profundos y/o dar volumen a las zonas que lo hayan perdido para rejuvenecer el rostro en un procedimiento mínimamente invasivo.
  • Tiempo de procedimiento: 1 hora.
  • Anestesia: tópica o local con sedación ligera dependiendo del procedimiento.
  • Retiro de suturas: no se colocan suturas.
  • Hospitalización: NO, procedimiento ambulatorio.
  • Descanso recomendado: no requiere descanso médico.
  • Cicatrices: no deja ningún tipo de cicatriz.
  • Procedimientos Complementarios: Botox, Plasma Rico en Plaquetas, Lifting Facial, Blefaroplastia.