Láser CO2 fraccionado

Aunque la piel envejece al mismo ritmo que el resto del cuerpo, al mirarnos al espejo, los cambios en la piel son los primeros en delatar nuestra edad. A partir de los 30 años empezamos a ver las transformaciones que se producen como consecuencia del paso de los años, empezamos a notar la aparición de arrugas y surcos en la piel. Además comienzan a aparecer las primeras manchas y comenzamos a notar la perdida de firmeza de la piel a causa del bajo nivel de hidratación.

El láser CO2 fraccionado es un tratamiento de última generación que se usa para rejuvenecer la piel. Mejora la textura y elasticidad de la piel, atenuando las arrugas finas y moderadas y las alteraciones en la pigmentación o coloración de la piel. También es de gran utilidad en el tratamiento de secuelas de acné y para atenuar cicatrices cutáneas.

A diferencia de los otros métodos de rejuvenecimiento de la piel, la incapacidad con el láser CO2 fraccionado es mínima. Una ventaja adicional del láser CO2 fraccionado es que se puede usar para tratar áreas en donde la piel es más delicada como las manos y el cuello, donde otros tratamientos no son tan efectivos.

Ficha Técnica:
  • Objetivo: Atenuar las arrugas faciales, manchas, cicatrices y secuelas de acné.
  • Tiempo de procedimiento: 1 hora.
  • Anestesia: tópica.
  • Retiro de suturas: no se colocan suturas.
  • Hospitalización: NO, procedimiento ambulatorio.
  • Descanso recomendado: no requiere descanso, aunque se sugiere 5 a 7 días de reposo hasta la caída de las costras.
  • Cicatrices: no deja cicatrices, inicialmente puede haber un ligero enrojecimiento de la piel de la zona tratada recomendándose uso de bloqueador solar.
  • Procedimientos Complementarios: Rellenos faciales, Botox.